Todo sobre comederos para gatos

A la hora de elegir como comprar un comedero para gatos de calidad hay muchas cosas a tener en cuenta. Y es que tienes una variedad increíble de opciones. Los hay interactivos, automáticos y los convencionales de toda la vida.

Tipos de comederos para gatos

Comida para gatos interactiva

La elección del comedero siempre tiene que ser concebida basándonos en las necesidades del animal, su estilo de vida y las características del lugar donde vayas a colocarlo. Dentro de esta gran variedad hay tres tipos de comederos para gatos.

Los convencionales: Son esos comederos de toda la vida que contienen el alimento o el agua y ya está, tú serás el que lo administra.

Los automáticos: Como su nombre indica, es un tipo de comedero que automáticamente va administrando el alimento de tu gato. Tu única labor es rellenar el contenedor y programarlo. Es importante que sepas que solo deben ser usados con pienso seco, ya que la comida húmeda se malogra más fácilmente si va a estar mucho tiempo a temperatura ambiente y expuesto al exterior

Los interactivos: Estos son los comederos más elaborados, contienen el alimento escondido de forma que tu gato se las tiene que arreglar para obtenerlo, haciendo que comer se vuelva algo divertido también. Además es muy útil cuando tu gato tiene sobrepeso, es sedentario, o está aburrido.

Que material debo elegir para el comedero para gatos?

Los comederos para gatos están hechos de diferentes materiales que son: El acero inoxidable, la melamina, el plástico, vidrio, cerámica y silicona.

Escoger el mejor material es algo a considerar, ya que cada uno tiene ciertas ventajas y desventajas, aunque lo más importante es que a tu gato le guste y no lo rechace porque no le agrada.

El material óptimo es el de acero inoxidable y la melanina, ya que son fáciles de limpiar y muy resistentes. La cerámica se rompe fácilmente aunque a los gatos les suele gustar más.

El plástico no es nada recomendable porque aunque es resistente su textura puede estropearse con facilidad y volverse áspero. Además, es fácil que absorba los olores y se queden trozos de comida haciendo que las bacterias y otros seres habiten en él. A muchos gatos no les gusta tampoco por el olor.

La mejor elección es un comedero y bebedero para gatos de acero inoxidable, evitándote preocupación de bacterias y otros microorganismos.

¿Donde debo colocar el comedero?

Lo más importante a la hora de elegir ubicación para el comedero y bebedero es que este no esté cerca de su arenero o bandeja, para que tu gato no contamine la comida al utilizar su arenero.

Lo mejor es colocarlo en un lugar tranquilo en el que el animal pueda sentirse seguro de otros posibles animales, aunque realmente no exista peligro alguno, ellos en sus genes tienen un instinto de autoprotección, y esto puede hacerles evitar lugares que ellos consideren peligrosos.

Si además tienes algún perro ponlo en un sitio alto para que el perro no llegue y evitar peleas o que este se coma la comida de tu gato.